CARACTERÍSTICAS

Resistencia al Fuego

Las construcciones de madera muestran una resistencia frente al fuego muy superior de lo que podemos pensar de un material combustible. Pruebas de incendios nos han permitido constatarlo.

La causa esencial es la poca conductividad térmica de la madera y la protección suplementaria contra el calor producida por la capa periférica de estrato de carbón, altamente aislante, que se forma y se desarrolla durante todo el proceso de combustión.

Quiere esto decir que en comparación con otros materiales tradicionales, como el acero o el hormigón, la madera laminada sin ninguna protección suplementaria presenta ventajas incuestionables en caso de incendio, resistiendo remarcablemente bien en periodos entre una y dos horas sin ninguna protección o mantenimiento particular.

Su buen comportamiento durante el siniestro, comportamiento previsible y aceptación de eyección de agua sin peligro, hacen que en numerosos países de la CEE sea su uso recomendado por los servicios de bomberos sobre todo en cuanto que el edificio sea de uso público